NUTRICIÓN

Hay que tener en cuenta que, mientras dura, se está comiendo para dos o más. No es el momento, por tanto, de escatimar calorías o ponerse a régimen. Durante un

embarazo normal se tiende siempre a engordar y no hay que angustiarse por ello. Por otro lado, tampoco es conveniente abandonarse y abusar de comidas grasas, dulces o comida basura. Intenta mantener una dieta equilibrada a base de abundante fruta, verdura y cereales o pan integral. Realiza varias comidas diarias en las que no debes comer grandes cantidades. Evita las grandes comilonas y el distanciamiento excesivo entre comida y comida.

El aporte de calcio adicional es importante en las embarazadas. Añade a tu dieta leche y derivados de la leche, zumo de naranja enriquecido, brócoli, sardinas u otros alimentos ricos en calcio.

Beber al menos ocho vasos de agua al día es una excelente recomendación para cualquier embarazada. Muchos médicos especialistas recomiendan añadir un suplemento de ácido fólico para evitar las malformaciones del tubo neural (espina bífida). El suplemento debe darse un mes antes de la concepción y durante los tres primeros meses de embarazo.

Es también una buena idea reducir el consumo de sustancias como el café, el té, los refrescos y el chocolate. Se ha relacionado el aborto espontáneo con la ingesta de grandes cantidades de cafeína.

Facebook

Búscanos en Twitter

Nuestras Redes Sociales!

Forma parte de nuestras principales redes sociales en Facebook, twitter y mantente pendiente de nuestras promociones, consejos, noticias, tips y mucha información de interés en; cardiología, diabetes, niños, embarazo, cuidado personal, cambios corporales y muchas cosas más.

Los Consejos del:

Copyright by BoldThemes 2016. All rights reserved.